Seleccionar página

Todos los viajeros lo dicen: septiembre es un mes ideal para ir a Ibiza. Algunos aventureros se atreven a decir que en octubre todavía existen condiciones ideales para ir, aunque los riesgos de lluvia aumentan. Pero hablemos por qué es tan maravilloso visitar Ibiza en septiembre:

1- Mejores precios: es una de las razones más poderosas que escogen muchos viajeros. Los precios de hoteles y de muchos servicios en julio y agosto resultan de desorbitantes y nos dejan pocas opciones al momento de escoger hospedaje e incluso vuelos. En septiembre ya comienzan a bajar los precios y puedes conseguir ofertas más razonables para disfrutar de esta encantadora Isla.

2- ¡Aun hay buen tiempo! Sí. Entre un 83 y 95% de días soleados. ¡Es fantástico! Para esta fecha te puedes bañar en el mar y disfrutar de días soleados sin temperaturas de extremo calor. De hecho hay quienes se bañan en la playa hasta el mes de octubre.

3- ¡No hay grandes aglomeraciones de personas! Si a veces te resulta agobiante estar entre tanta gente. Hacer largas colas para disfrutar en una fiesta o no encontrar reservas en los restaurantes que te gustan, entonces septiembre es un mes para ti y tus vacaciones en Ibiza. Podrás seguir disfrutando de las fiestas, la comida y de la vida ibicenca en lugares que no estén abarrotados de personas.

4- ¡Sigue la fiesta! Sí. Todavía puedes disfrutar de la vida nocturna. De hecho, en septiembre comienzan las famosas Closing Part, en el que las discotecas preparan espectáculos para celebrar el fin de la temporada.